infos

Cirugía de la columna vertebral posterior

¿Cómo esta construida la columna cervical?

La columna cervical esta construida de 7 vértebras (ver dibujo). El canal espinal es delimitado al frente por los cuerpos vertebrales y lateralmente por los arcos vertebrales los cuales se interconectan hacia posterior con los procesos espinosos.  Las vértebras son móviles, al frente por medio de discos y hacia atrás por medio de articulaciones.  Adicionalmente ligamentos aseguran estas conexiones. Dentro del canal vertebral se encuentra protegida la medula espinal de la cual salen fibras nerviosas por medio de orificios o forámenes.  Estas raíces nerviosas intercomunican información por ejemplo de la superficie corporal hacia el cerebro y comunican ordenes hacia la musculatura.

¿Cuáles desordenes pueden aparecer?

Por presiones sobre las raíces nerviosas pueden aparecer dolores en los brazos, hormigueo o parálisis de la musculatura de  los brazos.  Si la medula espinal es comprimida se afecta también la función de los brazos y del torso. Falta de sensibilidad en las piernas e inseguridad al caminar pueden ocurrir. Además es posible que aparezcan problemas funcionales de la vejiga, ano, intestinales y disfunciones sexuales.  Por la presión sobre la medula y las raíces pueden ocurrir daños irreversibles.

Una debilidad de las conexiones (inestabilidad)  entre vértebras puede causar dolor en la nuca por sobrecarga de articulaciones, ligamentos y musculatura.  La inestabilidad puede ser causada por procesos inflamatorios, malformaciones y trauma.  También la degeneración puede causar que las vértebras se muevan una contra otra.  Especialmente en accidentes puede haber fuerzas tan grandes que las conexiones entre vértebras son sobre-tensionadas o pueden hasta romperse.

En algunas cirugías en la columna cervical posterior se tiene que acceder al canal medular, lo cual puede causar pérdida de estabilidad.  La columna cervical inestable puede causar dolores severos por la carga desequilibrada sobre las articulaciones.  Existe el riesgo que raíces nerviosas o hasta la medula espinal sean dañadas.

En su caso existen las siguientes mal funciones:

□ Hernia del disco cervical

Un disco cervical sano conecta los cuerpos vertebrales y garantiza la movilidad de la columna cervical y amortigua impactos y vibraciones.  Un disco cervical consiste de un anillo fibroso y dentro de él un núcleo gelatinoso. Cuando hay fisuras en el anillo fibroso parte de la masa gelatinosa es dislocada hacia el canal espinal o hacia los forámenes nerviosos y pueden comprimir las raíces nerviosas y la medula espinal.

□ Osteocondrosis (desgaste del hueso)

Los desgastes de hueso pueden deformar la vértebra de tal forma que los forámenes y el mismo canal espinal son obstruidos y aprietan las raíces nerviosas y/o la medula espinal.

□ Canal estrecho (Estenosis Espinal)

El estrechamiento del canal espinal puede se congénito (arcos espinales cortos) y/o adquirido por osteocondrosis o hernias discales endurecidas.  Ligeros abultamientos del disco vertebral y deformaciones óseas pueden llegar a causar daños a las raíces nerviosas y a la medula espinal.

□ Ulceraciones

Ulceraciones de la columna vertebral, de la medula espinal o de las raíces nerviosas pueden crecer en el canal espinal y en los forámenes.

□ Inflamaciones

Daños a las raíces nerviosas y/o a la medula espinal pueden ocurrir por pus por inflamación del disco o del cuerpo vertebral.

□ Heridas

Por accidentes, piezas óseas de la vértebra o del disco pueden llegar al canal espinal y/o los forámenes y apretar la medula espinal y las raíces nerviosas. También puede haber daños por sobre extensión de la medula espinal y de las raíces nerviosas.  Muchas veces los dos mecanismos están involucrados simultáneamente.

□ Cifosis

Por ulceras, inflamaciones o accidentes puede ser que partes del cuerpo vertebral queden destruidos y que las demás vértebras se inclinan hacia el frente (Cifosis) por medio de este mecanismo la medula espinal y las raíces nerviosas pueden ser apretadas y sobre tensionadas.

¿Cuáles posibles tratamientos existen?

  • Tratamiento conservador

En enfermedades degenerativas es posible aliviar los síntomas con medicamentos, inyecciones, infusiones y terapia física.

  • Fijación temporal externa

En inestabilidades de la columna cervical un collar puede aliviar síntomas.  En inestabilidades extensas se requiere una fijación rígida de la columna cervical por medio de un chaleco Halo.  El anillo Halo es fijado por medio de tornillos al cráneo y conectado a un chaleco por medio de barras.  Esto permite inmovilizar la columna cervical completamente hasta que se haya curado la herida.

  • Cirugía

Cuando el tratamiento conservador y/o la fijación externa temporal no demuestran mejora de los síntomas la cirugía esta indicada.   En la mayoría de los casos una mejora de los síntomas es posible.  Cuando haya repentinamente parálisis de la función de la vejiga y del intestino esta cirugía debe ser efectuada de inmediato.   En determinadas enfermedades la curación estable es poco probable y en estos casos el cirujano optara por la fijación (atrodesis) de los segmentos afectados para evitar más inestabilidades y daños a nervios.  Cuando existen ya síntomas de parálisis severos la posibilidad de un daño permanente es muy probable.

Principalmente se puede llegar al canal espinal y a las raíces nerviosas de frente (anterior) y de atrás o por la nuca (posterior), para quitarles las presiones excesivas.  También una estabilización  de la columna es posible por ambos lados.  Ambos abordaje tienen ventajas y desventajas.

Por sus síntomas su cirujano le recomienda el abordaje posterior.   La cirugía se efectúa bajo anestesia general.  Sobre detallas y riesgos de la anestesia su anestesiólogo platicara con UD.

Por medio de rayos-x se localiza la vértebra afectada exactamente.  La incisión se efectúa en el centro longitudinal de la nuca.  Los músculos son desplazados bi- o unilateralmente del proceso espinoso y de los arcos vertebrales.  La meta de la cirugía es descomprimir a la medula espinal. Según su padecimiento el siguiente procedimiento es el indicado:

□ Laminectomía

Apertura y ampliación del canal espinal uni- o bilateral por medio de retiro del arco espinal y posiblemente de los procesos espinosos. En este procedimiento el largo de la incisión depende del número de arcos vertebrales a remover y varía de 5 a 10 cm.   Después de desplazar la musculatura de la nuca los procesos espinosos y el arco vertebral son removidos de ambos lados para hacer espacio para la medula espinal.   En casos especiales la cirugía unilateral es indicada (hemilaminectomía).  Una estabilización es solo indicada cuando la estabilidad de la columna cervical por la enfermedad o por la intervención quirúrgica misma no es garantizada.

□ Laminotomía

En este procedimiento los arcos vertebrales y los procesos espinosos son retirados temporalmente.  Al final de la cirugía los arcos vertebrales y los procesos espinosos son vueltos a colocar y fijados en su lugar original.

□ Foraminotomía

Para ampliar el foramen (orificio por donde pasa la raíz nerviosa) se retira por vista microscópica pequeñas partes de hueso cerca de las articulaciones de los dos arcos vertebrales.   La raíz nerviosa presente en estos forámenes que se encuentra comprimida por hernia discal o osteocondrosis es descomprimida.   Partes de la hernia discal son removidas, el resto del disco vertebral permanece en su lugar.  Una estabilización normalmente no es necesaria ya que la estabilidad de la columna cervical es garantizada a no sea que mayores partes de los arcos tengan que ser removidos.

□ Estabilización (Atrodesis)

Una estabilización solo es necesaria cuando la estabilidad de la columna por enfermedad o por la cirugía misma no es garantizada.  Ya que no existen reemplazos para  los ligamentos y articulaciones destruidos no es posible volver a conectar las vértebras como articulación.  Las vértebras deben ser conectadas una a otra rígidamente para reducir al dolor y para garantizar la función como protector de la medula espinal.

Para la estabilización en su caso se eligió el siguiente procedimiento:

□ Por medio de placas, tornillos y barras

Bilateralmente se fija en las articulaciones de dos o más vértebras tornillos. Estos tornillos fijan de ambos lados una placa (titanio). Por medio de conectores estos tornillos también pueden ser conectados a barras para conectar dos o más vértebras.  Muchas veces con estas conexiones se llega a obtener una fijación tan estable que la aplicación de hueso adicional no es necesaria.  En casos excepcionales esta conexión debe ser reforzada por medio de hueso o reemplazo de hueso.

□ Con alambre o cables

Los arcos vertebrales de ambos lados son amarados por medio de un cable o alambre que pasa por dentro del canal espinal alrededor de los arcos vertebrales.  Ocasionalmente solo un amarre de los procesos espinosos es suficiente, eso cuando la apertura del canal espinal no es necesario.  Esta construcción puede ser reforzada por medio de hueso o sustituto de hueso. En vez de alambre también puede ser usado un cable de titanio.

□ Con hueso

Hueso propio puede ser removido de la pelvis o de la fibula.  Los defectos creados son regenerados por el cuerpo mismo.   Al retirar el hueso el cirujano presta atención al no limitar la carga sobre el hueso del cual retira al injerto.

  • Hueso del banco de huesos
  • Sustituto de hueso

Corrección de Cifosis

Una anulación de los cuerpos vertebrales hacia el frente por enfermedad o accidente debe ser corregido.  Para llegar a una corrección duradera se debe artrodesar la sección de vértebras afectada.

Después de la cirugía los músculos de la nuca son regresados a su lugar y suturados, si se requiere el medico pondrá un pequeño tubo (drenaje) para aspirar excesos de secreciones corporales.

Lo perdida sanguínea depende del procedimiento quirúrgico. Una auto donación puede ser recomendable.   En algunas enfermedades no es posible, en algunas técnicas por la baja perdida sanguínea no es necesaria.

¿Cuales complicaciones pueden aparecer?

A pesar del máximo cuidado después de la cirugía pueden aparecer mal funciones como las siguientes:

  • Puede ser que la movilidad de los brazos y de las piernas empeore hasta la parálisis y/o mal función de la vejiga, ano y la función sexual. En estos casos muy raros se deben efectuar urgentemente mas estudios (p.e. con medio de contraste) para determinar la causa, es posible que se requiere una segunda intervención.
  • Rara vez habrá heridas a la dura madre.  Puede haber conexiones abiertas de líquido raquídeo y la superficie corporal (fístula).  En estos casos raros se requiere una nueva intervención para cerrar la dura madre.
  • Rara vez pueden aparecer hemorragias fuertes en el canal medular las cuales requieren transfusión sanguínea.  Haciendo transfusiones, en extremadamente raros casos, puede ocurrir infecciones con virus Hepatitis etc.
  • Puede llegar a ocurrir una infección de la herida operatoria. Infecciones superficiales se curan normalmente por medio de tratamiento local.  Solo rara vez se requiere una cirugía de revisión. Infecciones profundas pueden extenderse hasta los discos y los cuerpos vertebrales.  Mantener reposo durante varios días va a ser necesario.  Muy rara vez se requiere una cirugía de revisión.
  • Por la carga que representa una cirugía para el cuerpo puede haber infección de los pulmones y de las vías urinarias.  Estas complicaciones se pueden tratar por medio de medicamentos muy bien.
  • Por el posicionamiento durante la cirugía (apoyado en codos y rodillas) pueden aparecer a pesar de los colchones que se usan, daños a la piel, en casos muy raros pueden ser dañados nervios en los brazos y las piernas.
  • Puede haber la formación de coágulos sanguíneos que pueden causar trombosis o el cierre de vasos (embolia).
  • El aflojamiento de los implantes puede ocurrir, aunque estén bien colocados.  No siempre se logra colocar los implantes en la columna en una forma para que tenga una fijación perfecta.  Rara vez es necesario revisar implantes. En caso de sobrecarga pueden fracturarse implantes, de vez en cuando su retiro es recomendado.
  • Formación de una pseudoartrosis: Cuando en una cirugía de estabilización la deseada fusión vertebral no sucede, puede ser porque no hay una fijación rígida en los dos cuerpos vertebrales a fusionar. Una falla de implantes (Fractura o aflojamiento) incrementan este riesgo.
  • Aumento de la Cifosis. En caso de corrección de la Cifosis especialmente en accidentes se hace necesario una nueva corrección de la misma.
  • En algunos casos su cuerpo puede reaccionar adverso ante cuerpos extraños como sustitutos de hueso e implantes. En algunas situaciones de este tipo cirugías de remisión son necesarias.
  • Reacciones alérgicas severas al metal etc. son muy raras.

¿A que hay que prestar atención después de la cirugía?

  • Dolores de la nuca y de la herida quirúrgica pueden presentarse, pero pueden ser muy bien reducidos con medicamentos. Dolores persistentes y dolores que comienzan recién semanas posteriores a la cirugía pueden ser un indicio para la inestabilidad de la columna.  Una revisión radiológica puede ser necesaria.
  • Comúnmente en las primeras 24 horas después de la cirugía puede haber problemas al orinar.  Puede ser necesario vaciar la vejiga con un catéter.  También la formación excesiva de gases puede ocurrir.  Al levantarse puede haber problemas con la circulación (se puede hacer borrosa/negra la vista).  Favor de avisar cuando esto ocurra ya que requerirá algún medicamento para estabilizar su circulación. Una nueva parálisis  o insensibilidad debe ser comunicada al medico de inmediato.
  • Para determinar la situación y la posición de los implantes y el esfuerzo al cual los puede cargar puede ser necesario unas revisiones radiológicas.
  • Para no sobrecargar la artrodesis y para mejor reposo del sitio quirúrgico puede ser necesario el uso de un collarín durante 4-6 semanas después de la cirugía.

Lo que debe saber el médico…

El riesgo de intervenciones quirúrgicas depende de la condición física y daños previos.  Para poder reconocer a tiempo fuentes de peligro, le pedimos responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Conoce adicionalmente enfermedades/trastornos (por ejemplo diabetes, enfermedades infecciosas, trastornos de riñones, hígado, pulmones, tiroides, corazón, circulación)? ¿Cuales?
  2. ¿Toma regularmente medicamentos (por ejemplo anticoagulantes como Marcumar, aspirina, para el corazón, analgésicos)? ¿Cuales?
  3. ¿Conoce tener reacciones alérgicas (contra medios de contraste, cemento óseo, metales, medicamentos, esparadrapo,  látex, desinfectantes)?
  4. ¿Existe propensión a sangrado?
  5. ¿Ha presentado alguna vez cicatrización excesiva o problemas de cicatrización?
  6. ¿Ha tenido anteriormente trombosis, embolia?

ATENCION: Estas informaciones no sustituyen la plática con su médico

top Subir a inicio de página

link Regresar


columna

 

columna